Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2016

Reflexionando... Sirve al menos para drenar

Imagen
Recuerdo años atrás 2003 para ser exactos, cuando una crisis llegó a mi vida y me tomó, no por sorpresa, pero si, sin ninguna previsión: crisis económica, personal. Tomé algunas decisiones equivocadas, pero, aún así, salí adelante.
Obvio: tenía a mi madre a mi lado que es mucho decir. Hoy nuevamente llega una crisis y no me toma por sorpresa tampoco, pero, me siento igual, ahora con un panorama complicado, sin el apoyo con el que años atrás conté, debo sentarme a analizar opciones y confiar en mis decisiones. Sabía que tenía que tomar previsiones pero igual no las tomé lo suficiente como para tener un colchón de tranquilidad. He crecido, si, he aprendido a no dejarme, a no llorar, a ser fuerte, a hablarme a mi misma porque no hay con quien hablar, o no hay la suficiente confianza para hacerlo con el que está cerca, eso si, que no se trate de mi madre, porque ahí si es verdad que no puedo contenerme, lloro irremisiblemente, cuando la pongo aquí junto a mi y me pregunto: Mi mamita, qué harí…